Descubriendo Girona

Descubriendo Girona

Dicen que los pequeños detalles, marcan la diferencia. Girona es un ejemplo. No tiene más de 40 km2 pero dentro de esta maravillosa capital se esconden lugares increíbles que dejan boquiabierto aquél que los descubre. Misterios, enigmas y leyendas como la de la bruja de la Catedral llenan de historia una ciudad que curiosamente se encuentra en la confluencia de cuatro ríos: el Ter, el Onyar, el Güell y el Galligants.

Las fiestas, la comida (¡qué comida!) y la cultura son el mejor reclamo para que todos aquellos que todavía no conozcáis esta ciudad os acerquéis a visitarla.

Nosotros os invitamos a que, de momento, nos sigáis por este recorrido imaginario que ahora mismo os presentamos.

En nuestra primera parada nos vestiremos con los colores de las casas del Onyar que son una de las imágenes más emblemáticas de Girona y guarnecen de luz el río que abarca desde la mitad norte del Pla de la Selva hasta el extremo septentrional de la Depressió Prelitoral.

Caminando entre sus calles, se puede apreciar la gran calidad de vida de los gironins. El ambiente hospitalario de su gente anima a formar parte de esta inmensa familia que se reúne en las plazas para disfrutar de un rato distendido junto a sus amigos mientras saborean parte del amplio abanico gastronómico de la región. De noche, las terrazas iluminan el cielo dejando entrever la majestuosa figura de la Catedral. Este elemento eclesiástico datado del siglo XIV combina el estilo barroco con elementos espectaculares del gótico y del renacimiento y se puede llegar sumergiéndote dentro del Call Jueu. Éste es uno de los barrios mejor conservados de España y mientras paseamos por sus empedradas y empinadas vías nos traslada a una de las escenas de la película “El Perfume”, adaptación cinematográfica de la novela de Patrick Süsking y dirigida por Tom Tykwer.

La música, el entretenimiento y el deporte también tienen un sitio privilegiado dentro de la ciudad. Girona es un foco de producción cultural con una reconocida programación teatral y en nuevos talentos emergen con fuerza entre los aplausos del público. Los conciertos al aire libre son muy habituales y permiten a jóvenes y mayores disfrutar de un momento donde las canciones anegan cada rincón de sus hogares. Pero si hay algo que realmente encanta a los niños, es el fútbol. El Girona C.F actualmente milita en la Segunda División pero sueña en poder, en un breve periodo de tiempo, batirse con el Barça, Espanyol o el Real Madrid. Este año ha comenzado la temporada con mucha fuerza y quién sabe si el deseo de ascender a Primera se cumplirá

Otra buena manera de practicar la actividad física es haciendo senderismo por las murallas carolingias que cierran el Centro Histórico por el este. Las vistas desde este punto son sublimes, privilegiadas y permiten ver gran parte de la historia de la región desde una zona bastante elevada. Cerca de este lugar, se esconden los baños árabes. Éstos son una obra arquitectónica perfecta en el que el frigidarium está cubierto con una notable vuelta anular.

Vistas las murallas y los baños, y ya de vuelta para casa, nos dejaremos perder entre Pedret y San Daniel. Esta zona muy próxima al centro se extiende a la riba del Ter y en tiempos pretéritos era conocida como el valle de Ombrosa por su densa vegetación.

Para terminar, nos despedimos de Girona atravesando el Ponte del Dimoni. Éste enlaza la ciudad con Santa Eugènia, pero no fue construido hasta el siglo XIV encima del río Güell. Según cuenta la leyenda, su autor fue el propio demonio que para llevarse una vida hizo un trato con una mujer. Así que, sobre todo, id con mucho cuidado a la hora de regresar a vuestro hogar




Facebook